8.7.- Volumetrías ácido - base
8.9.2.- Valoración ácido débil - base fuerte

Se forma la sal de un ácido débil y base fuerte, cuyo anión sufre hidrólisis y por lo tanto el pH final de equivalencia será básico, es decir, pH > 7. Hay que utilizar un indicador de la zona básica.

Un ejemplo de este tipo de valoraciones puede ser el propuesto en el ejercicio 455 de este tema. En él se pretende valorar 50 ml de ácido acético 0'1 M con hidróxido sódico también 0'1 M. Los datos del pH resultante de la disolución, a medida que se va añadiendo volumen de sosa, son:

Vol Na(OH) ml

pH

Vol Na(OH) ml pH Vol Na(OH) ml pH
0 2’88 40 5’36 52 11’29
5 3’80 45 5’71 53 11’46
10 4’15 46 5´82 54 11’57
15 4´39 47 5’95 55 11’68
20 4’58 48 6’13 60 11´96
25 4’76 49 6´44 65 12’11
30 4´93 50 8’73 70 12’22
35 5’12 51 11’0 75 12’30

y si representamos estos datos en papel milimetrado:

 

se observa que, en torno al punto de equivalencia, que evidentemente se produce cuando se ha añadido 50 ml de hidróxido sódico (ya que las concentraciones del ácido acético y de la sosa son iguales), los saltos de pH son mucho más bruscos, y que el pH se neutralización es de 8'73, que obviamente es un pH básico, luego el indicador adecuado a elegir para esta valoración debe virar en la zona básica, por ejemplo la fenolftaleina.

 

 

Volver al punto 9: Volumetrías ácido - base