8.1.- Introducción

Hay tres tipos fundamentales de reacciones químicas en función de su mecanismo de reacción:

  1. Ácido – base: tiene lugar una transferencia de protones.

  2. Redox: tiene lugar una transferencia de electrones.

  3. Precipitación: se forma un compuesto insoluble que precitita en estado sólido.

En este tema, vamos a estudiar las reacciones ácido‑base y en los dos siguientes, las Redox y las de precipitación.

Los ácidos y las bases son familias de compuestos químicos. Todos los ácidos, al igual que las bases, poseen un similar comportamiento químico.

Sustancias de carácter ácidoLos ácidos tienen un sabor característico agrio, enrojecen el papel de tornasol, son capaces de disolver el mármol y reaccionan fácilmente con las bases obteniéndose la sal correspondiente. Por ejemplo:

H2SO4 + 2 Na(OH)     à        Na2SO4 + H2O

también los ácidos reaccionan con los óxidos de los metales (los llamados óxidos básicos), dando asimismo, la sal correspondiente, por ejemplo:

2 HCl + K2O     à      2 KCl + H2O

y reaccionan con muchos metales, disolviéndolos y desprendiendo hidrógeno; por ejemplo:

2 HCl + Zn       à       ZnCl2 + H2Sustancias de carácter básico: jabón, legías, ...

Por su parte, las bases o álcalis (del árabe “al kali” que significa cenizas vegetales), tienen un sabor amargo, una sensación jabonosa al tacto, colorean de azul el papel de tornasol y reaccionan con los ácidos para formar las sales correspondientes.

Este comportamiento químico similar tanto en los ácidos como en las bases, se debe a razones derivadas de la estructura química de sus moléculas.

Vamos a ver en primer lugar cómo ha ido evolucionando el concepto de ácido y de base a lo largo de la historia.