6.2.- Velocidad de una reacción química
6.2.3.- Integración de la
Ecuación cinética

Si queremos conocer cómo varía la concentración de una sustancia con respecto a tiempo, no tenemos más remedio que integrar la ecuación de velocidad de dicha reacción. Por ejemplo:

 

 

por lo tanto se cumplirá que:

 

 

   
si despejamos la concentración de agua oxigenada  tenemos:

   
   
e integrando resulta:

   
   
por lo que:

 

Si la ecuación de velocidad es de primer orden, su integración es relativamente sencilla, como acabamos de ver, pero si es de orden superior, los cálculos pueden ser bastante más complejos.

En general, para una ecuación de velocidad de primer orden, la ecuación que resulta de su integración tiene la forma:

como podemos observar, en estos casos de reacciones de primer orden,  la concentración de un reactivo, decae con el tiempo de forma exponencial a partir de una concentración inicial.

Se puede comprobar fácilmente que si la reacción es de orden cero, la variación de la concentración con el tiempo es lineal y si es de orden superior a uno, la integración nos lleva a otro tipo de expresiones distintas, pero a medida que el orden sea mayor, la concentración de reactivos disminuirá más rápidamente como se puede deduce de la ecuación de velocidad de la reacción, tal y como se puede apreciar en la siguiente gráfica:

 

 

Volver al punto 2: Velocidad de una reacción química