12.8.- Contaminación por óxidos de carbono
12.8.1.- Fuentes de monóxido de carbono

La mayor parte del monóxido de carbono presente en la atmósfera es debido a causas naturales como por ejemplo:

  • acción volcánica.

  • emisiones de gas natural que es oxidado parcialmente a CO.

  • descargas eléctricas en tormentas.

  • germinación de semillas y crecimiento de plantas.

  • etc.

mientras que las emisiones antropogénicas, a pesar de su contribución relativamente baja, un 9'4% del total, son mucho más nocivas que las naturales ya que se concentran en zonas muy reducidas. Por ejemplo, alrededor del 95% del CO existente en una zona urbana procede de las actividades humanas, de la siguiente manera:

  • Transporte: Vehículos, aviación, trenes, barcos, etc. (63'8 %).

  • Combustión: de carbón, fuel‑oil, gas natural, madera, ... (1'9%)

  • Procesos industriales: Refinerías, papeleras, acererías, etc.(9'7%).

  • Incineración de basuras (4'2%).

  • Incendios forestales (7'2%).

  • etc.

 

Hay que resaltar que la mayor parte de la contaminación de CO por el hombre se debe a los vehículos (59'2%), seguido por los incendios forestales.

Considerando el nivel de desarrollo mundial en los 4 ó 5 últimos años, se debería haber duplicado la cantidad de CO en la atmósfera. Sin embargo el incremento anual medio es mucho menor del previsible, debido a la existencia de procesos naturales de eliminación de CO. Estos procesos son:

 

  1. reacciones atmosféricas como:

  1. reacción del CO con radicales oxidrilo:

  1. eliminación del CO por el suelo, a través de algunos microorganismos que lo asimilan muy rápidamente. Se sabe que el suelo de Estados Unidos podría eliminar 5 veces más CO del que produce, sin embargo el problema radica en la concentración de CO en determinadas zonas.

 

Evidentemente en zonas urbanas la eliminación de CO es muy pequeña y las emisiones son muy grandes. La velocidad de dispersión depende de factores meteorológicos (turbulencia del aire, climatología, etc.) y se dan con relativa frecuencia períodos prolongados de estancamiento aéreo que conducen a una inadecuada dispersión y el consiguiente aumento de la concentración de CO.

 

Volver al punto 8: Contaminación por óxidos de carbono