Seguridad en el Laboratorio

             Cualquier precaución en el laboratorio es pocaAntes de empezar cualquier experiencia de laboratorio, debes tener en cuenta todos las orientaciones que te dé el profesor y una serie de mínimas normas para prevenir cualquier tipo de accidente. Cada centro tiene sus normas establecidas, pero aquí te presentamos unas generales que pueden servirte de gran ayuda:

  1. Se formarán grupos de trabajo antes de entrar al laboratorio. Una vez asignados los puestos de trabajo, lo conservarás mientras duren las prácticas, y te dirigirás directamente hacia él.

  2. El alumno será responsable de la conservación y buen funcionamiento del material que se le entrega. Este encontrará en su puesto de trabajo el material necesario para la realización de la práctica que deberá revisar previamente al inicio de la misma.

  3. Antes de comenzar la práctica, asegúrate de haber comprendido perfectamente lo que debes hacer. Comprueba si tienes todo el material que necesitas.

  4. Maneja con cuidado el material. Asegúrate bien de su funcionamiento. Cualquier falta, o rotura, deberá ser inmediatamente comunicada al profesor encargado, de forma que pueda ser repuesta. En caso de romperse debido a una mala utilización, será repuesto por la persona o grupo responsable.

  5. Durante la práctica evita llevar a cabo desplazamientos innecesarios, y sobre todo procura no distraer ni jugar con los compañeros. Las imprudencias en el laboratorio pueden acarrear daños en ocasiones muy desagradables.

  6. No debes llevar colgando ninguna prenda ni objetos que puedan provocar incidencias. Si llevas el pelo largo, es conveniente que te lo recojas. No debes llevar colgando bufandas ni pañuelos.

  7. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los productos químicos de uso corriente son peligrosos, por lo que es necesario que se informe previamente de los riesgos y precauciones a tomar frente a cada uno de ellos. En caso de ingestión, derrame o cualquier otro accidente, debe comunicarse inmediatamente al profesor encargado, para que sea este quien decida las medidas a tomar.

  8. Durante los experimentos se deben utilizar los reactivos en las cantidades y concentraciones indicadas. Queda terminantemente prohibido hacer experimentos adicionales sin el permiso del profesor.

  9. Cuando calientes productos químicos en tubos de ensayo, procura que estén inclinados y orientados hacia zonas donde no haya ninguna persona.

  10. Para percibir el olor de una sustancia, nunca se debe aproximar el rostro al recipiente. Utilizando la mano como pantalla es posible llevar una pequeña cantidad de vapor hasta la nariz.

  11. Utiliza los ácidos con precaución. Los gases de la mayoría de ellos son algo tóxicos y sobre todo irritantes. Si se derrama ácido o cualquier otro producto corrosivo, se debe lavar inmediatamente con abundante agua.

  12. Los productos químicos sobrantes no deben devolverse a los frascos de reactivos, con excepción de los que tienen tapón cuentagotas. Tampoco deben colocarse en contacto directo con la mesa la superficie de ajuste de los tapones de los frascos.

  13. Los residuos sólidos y papeles de filtro, deben tirarse a la papelera. Si arrojas algún producto en las pilas, mantén el grifo abierto durante algún tiempo.

  14. No se pueden ingerir alimentos o bebidas en el laboratorio.

  15. La falta de interés manifiesta y reiterada por parte de un alumno, será motivo de expulsión del laboratorio.

  16. Nunca se deben tocar con las manos los productos químicos sólidos. Se usa la espátula. Si por accidente has tocado alguno de ellos, lávate las manos.

  17. Al terminar la práctica, el alumno debe recoger el material empleado y limpiarlo, dejándolo ordenado. También debe limpiar y ordenar la mesa de trabajo así como colocar los taburetes en su sitio. Antes de irse, debe solicitar al profesor encargado que revise la limpieza, orden del material y la mesa, para que autorice la salida del laboratorio.