Biografías
Santiago Ramón y Cajal

Santiago Ramón y Cajal (1852 - 1934)Santiago Ramón y Cajal fue un medico muy reconocido por sus aportes a esta ciencia. Se especializó en anatomía patología microscópica.

Nació en Petilla de Aragón, Navarra, el 1 de Mayo de 1852, hijo de Ramón y Antonia Cajal.

Entre los años 1852-1856 su familia se mudó a varios lugares, hasta que en 1860 se trasladan a Ayerbe donde Cajal inicia su vocación pictórica. Poco tiempo después comienza el bachillerato. Durante este periodo de tiempo venidero se interesa por la gimnasia, la fotografía, y llega incluso a trabajar como ayudante en una barbería y aprendiz de zapatero.

Para contentar a su padre, que tenía miedo de la afición al dibujo de su hijo más rebelde, comienza a estudiar medicina en Zaragoza y posteriormente  ingresa en el cuerpo de Sanidad militar, que lo trasladaría a Cuba. Allí se percata de la corrupción del ejército español y llega incluso a denunciarlo.

Regresa a España en 1875 con paludismo después de haber cumplido con el servicio militar. En su regreso decide hacerse catedrático de medicina. Estaba muy interesado en la anatomía por lo que en 1877 viaja a Madrid donde realiza sus exámenes de doctorado. Se interesa por la histología (el estudio de los tejidos) y compra su primer microscopio con el propósito de crear un laboratorio de histología en Zaragoza.

Tras sus primeras oposiciones cae enfermo de hemoptisis y un año después obtiene la plaza de director de los museos de anatomía en Zaragoza. Ese mismo año celebra su boda. Al año siguiente tiene una hija y tres años después (1883) nace su segundo hijo. En 1883 tras mucho esfuerzo consigue finalmente una plaza en la cátedra de Valencia, donde proseguiría sus estudios de investigación. Posteriormente tuvo tres hijos más. Entre 1885 y 1886, una epidemia de cólera asola Valencia. Santiago Ramón y Cajal lucha en sus estudios contra el cólera, lo que provoca que en Zaragoza le regalen el mejor microscopio de la época, que le pondrá a la altura de investigadores de prestigio de otras regiones de Europa.

Cajal tuvo que elegir entre investigar sobre los microbios o a la investigación de las células, y eligió la de las células ya que consideraba la primera opción como muy costosa tanto a nivel económico como temporal.

Realiza sus investigaciones sobre las células con embriones de pollo, ya que estaba dispuesto a averiguar cómo se estructura el cerebro, y así en 1888 investiga sobre el método de Camilo Golgi para tintar células, y descubre la unidad celular del sistema nervioso, las neuronas, que serán las bases de futuras investigaciones universales. Ramón y Cajal también desarrolla sus propios sistemas para teñir células, basado en los nitratos de plata reducidos, gracias a su afición a la fotografía y el dibujo.

Hace descubrimientos asombrosos sobre la estructura y la división de las neuronas, impropios de la época. Como he citado antes es en 1888 cuando concreta sus estudios sobre la fragmentación de la neurona y la segmenta, haciendo alarde de sus descubrimientos. Aunque entonces nadie hace caso de sus conocimientos, y viaja hasta Berlín donde se está celebrando un congreso e intenta hablar con las mayores eminencias de aquella época, pero nadie le hace caso, hasta que finalmente coloca un microscopio en una mesa, y se fija en uno de ellos, que no quiere saber nada de aquel joven impetuoso de 37 años, pero Santiago le coge del brazo y le lleva hasta el microscopio y le dice que mire en él. Atendiendo a sus explicaciones queda maravillado y da a conocer a Santiago Ramón y Cajal a toda Alemania. Posteriormente este científico aprende español para seguir más de cerca los estudios de Cajal.

Desde ese momento Ramón y Cajal se hace famoso, y su nombre se escucha por toda Europa, donde se hace mención de sus maravillosos descubrimientos. Le invitan países de todo el mundo para dar conferencias… y en España nos enorgullecemos de tal figura que representa hasta esta época el mayor científico visto español.

En 1896 publica la revista Micrográfica, y en 1900 su anuario “trabajos de laboratorio de investigaciones biológicas”, y es ese mismo año cuando recibe el premio Moscú. Santiago Ramón y Cajal se convierte en patrimonio español.

En 1902 le encargan la dirección del instituto Cajal de investigaciones biológicas. Un año después comienza sus investigaciones sobre la fisiología del sistema nervioso.

En 1906 le entregan el premio nobel de fisiología y medicina que comparte con Camilo Golgi, gracias a los que actualmente nos han abierto el paso de futuras investigaciones sobre el cerebro. Santiago apoyó todas sus investigaciones en magníficos dibujos y fotografías que acompañaban sus explicaciones.

 

 

Cajal llegó incluso a desarrollar una técnica para mejorar el fonógrafo. A lo largo de su vida escribió más de 15 trabajos, 15 libros, y más de 300 artículos (mucho para aquella época). También realizo su propia autobiografía. Tuvo siete hijos de los cuales dos murieron.

Muere en Madrid el 17 de Octubre de 1934, año en el que aparece su libro “el Mundo visto a los ochenta años”. Su muerte se refleja incluso en los periódicos de la época. Santiago Ramón y Cajal está considerado el mejor científico español por sus grandes hazañas y su adelanto para lo mal que está la investigación en España.

 

 

Eva Pérez Carvajal

 

Volver al índice de R de Biografías