Biografías
Max Perutz

 

Max Perutz (1914 - 2002)Max Perutz nació en Viena el 19 de mayo de 1914 y falleció en Cambridge, Inglaterra  el 16 de Febrero 2002. Fue un Bioquímico Austriaco nacionalizado británico,  uno de los científicos más grandiosos del siglo XX que marcó el final de una era. Consiguió en 1962 el premio Nobel de Química por sus aportaciones acerca de las estructuras que presentan las proteínas globulares. Es considerado como unos de los fundadores de la biología molecular. Desde muy joven ya se interesó por la química orgánica, estudió en la Universidad de Viena en la que entro en el año 1932, y en la de Cambridge en la que presentó su tesis doctoral en el año 1940.

Investigó en el laboratorio de Cavendish en Cambridge desde 1936, bajo la dirección de J.D. Bernal, a través del cual tomó contacto con la ciencia de la cristalografía. Poco tiempo después su trabajo sufrió  varias interrupciones debidas a la guerra; pasó por la fundación Rockefeller y también colaboró en una industria química, hasta que en el año 1947. Fue nombrado jefe del nuevo Medical Resesarch Council Unit for Molecular Biology, con sede en la ciudad de Cambridge, en el que trabajó junto al químico británico J.C.Kendrew.

Esa unidad pasó a convertirse en 1962 en Laboratorio del Consejo de Investigación Médica de Biología Molecular (Medical Research Council Laboratory of Molecular Biology) del que Pereutz fue nombrado presidente durante bastantes años. Además la relación profesional que inició con el físico británico Lawrence Bragg en el año 1939 la mantuvieron también durante muchos años.

Su principal trabajo fue la determinación de la estructura tridimensional de la hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en la sangre y que la podemos encontrar en los glóbulos rojos, a los que proporciona su color característico. En el año 1938 publicó, junto a otros un trabajo sobre la diferenciación de rayos X de los cristales de hemoglobina de la sangre y también de la quimotripsina. Los trabajos posteriores de Perutz en este campo se vieron favorecidos por el interés que despertó esta publicación en el doctor Keilin, profesor de Biología y además de Parasitología de Cambridge que puso a su disposición su laboratorio de Bioqímica.

En el año 1953, Perutz mostró que la estructura de la hemoglobina podía resolverse mediante la comparación de dos o más patrones de difracción:

Uno procedente de la proteína pura y los restantes de la misma proteína, pero con átomos más pesados que el hierro (que forma parte de su estructura); por ejemplo con átomos de mercurio unidos a la proteína en posiciones determinadas. Perutz y sus colaboradores determinaron que la hemoglobina presentaba una masa molecular relativa de 64.500D. La estructura de la proteína le pareció tan compleja que la limitó su existencia solo en organismos superiores; años más tarde se demostró que también se encontraba en organismos inferiores.

Estos métodos de análisis se han venido usando en el estudio de cientos de proteínas, ya sean enzimas, anticuerpos e incluso cápsulas víricas. En 1957, Kendrew obtuvo un modelo espacial de otra clase de proteína, llamada la emioglobina. Por todo ello ambos científicos, Perutz y Kendrew, recibieron el premio nobel de Química en el año 1962.

Este científico no solo hizo avances en el estudio de las proteínas ya que anteriormente, Perutz había realizado una serie de investigaciones cristalográficas referidas al mecanismo que rige el desplazamiento de las masas de hielo de los glaciares. Estudió la estructura cristalina del hielo y de la nieve, y la manera en que la nieve se transforma en hielo, y estas investigaciones las aplicó a sus estudios sobre glaciares, descubriendo que los hielos avanzan más rápidamente en la superficie que en los lugares profundos, próximos a la cuenca. Estos estudios laterales a la investigación bioquímica y estructural de las proteínas son considerados, por algunos de sus conocidos, como una excusa para trabajar en las montañas, ya que Perutz era un gran amante de la naturaleza y practicaba esquí y senderismo.

 

 

Joaquín Fuertes
 

Volver al índice de P de Biografías