Biografías
San Alberto Magno

San Alberto MagnoNació en Baviera, (entre 1193 y 1206) y murió en Colonia, 1280. Fue un destacado teólogo, filósofo y hombre de ciencia. Su humildad y pobreza fueron ejemplares.

Estudió en Padua, donde tomó el hábito de Santo Domingo de Guzmán y profundizó en el conocimiento de la filosofía aristotélica, y en París, doctorándose en 1245. Enseñó en algunas de las pocas Universidades que existían en ese momento en Europa, y también desempeñó su trabajo en distintos conventos a lo largo de Alemania.

En la universidad de París tradujo, comentó y clasificó textos antiguos, especialmente de Aristóteles. Añadió a estos sus propios comentarios y experimentos, aunque Alberto Magno no veía los experimentos como lo verían luego los fundadores de la ciencia moderna y en especial Galileo Galilei, sino que en su opinión la experimentación consistía en observar, describir y clasificar. Este gran trabajo enciclopédico sentó las bases para el trabajo de su discípulo Santo Tomás de Aquino. También trabajó en botánica y en alquimia, destacando por el descubrimiento del arsénico en 1250.

En 1259 ó 1260, fue ordenado obispo de la sede de Ratisbona, cargo que dejaría poco después habiendo remediado algunos de los problemas que tenía la diócesis. En 1263, el Papa Urbano IV aceptaría su renuncia, permitiéndole volver de nuevo a la vida de comunidad en el convento de Wurzburgo y a enseñar en Colonia.

Murió a la edad de 74 años, cuando se encontraba sentado conversando con sus hermanos en Colonia. Antes había mandado construir su propia tumba, ante la que cada día rezaba el Oficio de Difuntos.

Sus obras, recogidas en 21 volúmenes, fueron publicadas en Lyon en 1629. San Alberto es el patrono de los estudiantes de ciencias naturales y su fiesta eclesiástica se celebra el 15 de Noviembre.

 

 Silvia Real Margalef    
4º de ESO            

 

Volver al índice de M de Biografías