Biografías
Sophie Germain

Sophie Germain (1776 - 1831)Fue una matemática de origen francés que participó con grandes aportaciones a la teoría de números y a la de la elasticidad. Uno de los estudios más importantes fue el nombrado “números primos de Sophie Germain” (números primos cuyo doble aumentado en una unidad es además un número primo).

Nació en una familia de origen burgués en París y empezó a estudiar matemáticas cuando tenía trece años; sin embargo, sus padres intentaron evitar que se dedicara a una actividad “reservada a los hombres”. Varios años después se las ingenió para obtener apuntes de algunas clases de la Escuela Politécnica de París, la cual no aceptaba mujeres. Pero ella continúo intentándolo.

Sophie se interesó de forma especial en las clases de Joseph-Louis Lagrange y le envió algunos artículos bajo un nombre de varón que había sido estudiante de Lagrange. A éste último le interesó tanto todo lo recibido, que Sophie tuvo que mostrarle su verdadera identidad. Sin embargo, Lagrange acató el talento matemático sin tener en cuenta el convencionalismo y acabó siendo su asesor profesional.

En 1804, comenzó a cartearse de nuevo con pseudónimo con Carl Friedrich Gauss, el autor de Disquisitiones Aritmeticae (1801). Pasados dos años, durante la invasión napoleónica de Prusia, Gauss conoció su verdadera identidad a través de Pernety, uno de los generales de Napoleón Bonaparte.

Entonces, Gauss le devolvió la última carta a Germain diciéndole que no le importaba que fuera mujer, sino que le daba las gracias por aportarle algo más de ciencia a su vida.

En el año 1816 ganó el concurso de la Academia Francesa de las Ciencias después de haberlo intentado anteriormente dos veces más, en el cual explicó los fundamentos matemáticos desarrollados por Ernst Chladni, un matemático alemán, sobre las vibraciones de las superficies elásticas. Este premio la colocó como la primera mujer que asistió a las sesiones de esta academia.

En 1830, la Universidad de Göttingen concertó concederle un grado honorífico, pero antes de que pudiera conocerlo, falleció de cáncer en 1831.

Hizo muchas contribuciones a la teoría de las matemáticas; una de las más importantes se la denomina “último teorema de Fermat” y es la siguiente:

“Si [x, y, z] son enteros y [x5 + y5 = z5] al menos uno de ellos (x, y o z) es divisible por 5”. Este famoso enunciado llamado “Identidad de Sophie Germain” no se pudo demostrar del todo hasta el año 1995:

Sophie murió el 27 de junio de 1831 en París. En el certificado de defunción, a pesar de sus múltiples aportaciones al avance de las matemáticas, consta como renttiére-annuitant (mujer sin oficio). Más aún, cuando se erigió la torre Eiffel (para la Expo de 1889), se inscribieron los nombres de 72 sabios franceses, cometiéndose la tremenda injusticia de no incluir a Sophie Germain entre ellos, cuando, desde luego acumula méritos más que suficientes.

 

Alba  Benito Lerma
   

Volver al índice de G de Biografías