Biografías
Georges
Cuvier

Georges Cuvier (1769 - 1832)Cuvier nació en Montbéliard (Francia) en 1769 y murió en París, el 13 de mayo de 1832. Fue un importante zoólogo francés, se le considera el padre de la anatomía comparada, (disciplina encargada del estudio de las semejanzas y diferencias en la anatomía de los organismos) y de la paleontología.

En 1784 asistió a la Universidad Caroline cerca de Stuttgart (Alemania) para estudiar ciencias administrativas, jurídicas y económicas. Estudió también historia natural y anatomía comparada. Cuvier progresó rápidamente, llegando a ser catedrático del Collège de France en 1800.

Fue el responsable de la reorganización de la enseñanza secundaria en Burdeos, Niza y Marsella, y de la educación superior en Francia. Ejerció varios cargos públicos, incluido el de consejero en 1814 y responsable del Departamento de Interior del Consejo de Estado en 1819. En atención a sus servicios, se le concedió el título de caballero.

En 1795 fue profesor de anatomía comparada del Mueso Nacional de Historia Natural de Francia (París), por recomendación del zoólogo Étienne Geoffroy.

 

La clasificación de los animales

Cuvier investigó la invariabilidad de las grandes funciones fisiológicas en la diversidad de las especies. Este "principio de correlación de las partes”, según el cual, las características funcionales y estructurales de los órganos del cuerpo de un animal están relacionadas entre sí. Según Cuvier, los hábitos de un animal determinan su forma anatómica, es decir, el entorno determina el diseño del animal, en lugar de requerir un determinado estilo de vida.

Cuvier fue el primer zoólogo en clasificar el reino animal desde el punto de vista estructural o morfológico que, no obstante, estaba completamente subordinado a la función.

Defendió el principio según el cual, teniendo en cuenta los datos aportados por la anatomía comparada, los animales debían ser agrupados en cuatro planes estructurales de organización: vertebrados, moluscos, articulados y radiados. Cada grupo se definía por una disposición determinada de los sistemas principales, entre los cuales encontramos: el cerebro y el aparato circulatorio. El resto de los órganos pueden variar dentro de cada plan corporal, siempre respetando el principio de correlación.

Su producción más importante fue el Regne animal distribué d'après son organisation ("Reino animal distribuido a partir de su organización"), que apareció en cuatro volúmenes en su primera edición en 1817 y en cinco a partir de la segunda edición (1829-1830). Su gran obra, se empleó para respaldar el sistema de clasificación cuvieriano, que se impuso en la historia natural de Gran Bretaña y Francia, hasta la publicación en 1859 del Origen de las especies de Charles Darwin.

Se oponía a las ideas evolucionistas de Lamarck y Saint-Hilaire; Cuvier defendía la inmutabilidad de especies, y pensaba que el diseño eficaz de cada animal es la prueba de que éste no puede haber cambiado desde su creación.

 

Geología y Paleontología: Catastrofismo:

Cuvier fue una persona clave en el desarrollo de la paleontología. Debido a su principio de correlación fue capaz de reconstruir los esqueletos completos de especies fósiles desconocidas.

Mientras estudiaba paleontología, se percató que al comparar las faunas fósiles de diferentes estratos, se podían extraer dos conclusiones:

  • No había formas de transición entre una de las especies de un estrato y las del siguiente, lo que ratificó su idea de que las especies no habían cambiado desde la Creación.

  • Había especies en algunos estratos antiguos que no se hallaban en los estratos siguientes más modernos, lo que significa que las especies podían extinguirse.

 

A partir de sus observaciones paleontológicas, formuló una teoría científica (el catastrofismo), según la cual, los cambios geológicos y biológicos producidos en nuestro planeta se debían a cambios repentinos y violentos. Es decir, interpretó la historia geológica como una historia marcada por catástrofes. En estas sucesivas catástrofes se producía la extinción de las especies existentes y su sustitución por otras. Estas nuevas especies eran producto de sucesivas creaciones de Dios. Así explicaba Cuvier los vacíos estratigráficos del registro fósil.

A raíz de esta teoría se estableció la Teoría de las creaciones sucesivas.

Desde el punto de vista del catastrofismo, la edad de la Tierra no necesitaba ser excesivamente prolongada. Por eso Cuvier  creía que la Tierra tenia sólo 6.000 años de antigüedad.

Esta defensa de la constancia de las especies y su oposición al gradualismo, enfrentaron a Cuvier con la corriente transformista iniciada por Buffon y desarrollada por Lamarck.

 

 

 

Marta Comes

 

Volver al índice de C de Biografías