12.2.- La atmósfera
12.2.3.- Contaminantes atmosféricos

Cuando se añade una sustancia al aire puro, las propiedades de éste quedan alteradas. La sustancia añadida, que puede estar ya presente en la atmósfera natural o no, es considerada como contaminante en el caso de que cause efectos perjudiciales en el hombre, los animales, los vegetales o los materiales.

Hay cinco sustancias consideradas como contaminantes:

 

Compuesto

Abundancia
(%)

Producción natural
(%)

Producción artificial
(%)

Monóxido de carbono (CO) 55 90´6 9,4
Óxidos de nitrógeno (NOx) 9 88´7 11´3
Óxidos de azufre (SOx) 13 55,3 44´7
Hidrocarburos (HC) 13 84,5 15,5
Macropartículas 10 88´7 11,3

 

Estas cinco sustancias representan más del 90% del problema de la contaminación atmosférica y es interesante observar que todos ellos se producen en mayor proporción a partir de fuentes naturales (procesos de tipo biológico, geológico, volcánico o atmosférico) que por procesos artificiales:

No hay que olvidar que los valores dados en las dos tablas anteriores son valores promedio y que en lugares próximos a las fuentes de emisión, las concentraciones pueden llegar a ser muy altas; y los movimientos de aire serán los que se encarguen de difundir por toda la atmósfera a los contaminantes, pero ésto no se realiza con mucha rapidez.

 

Volver al punto 2: La atmósfera