Prepipetas

Prepipeta

El llenado de las pipetas se hace introduciendo uno de sus extremos en el líquido y succionando por el otro. Este proceso puede entrañar cierto riesgo si el líquido a pipetear es peligroso. Para solucionar el problema se utilizan las prepipetas que son como unas peras de goma con tres válvulas. La parte superior de la pipeta se introduce en el extremo inferior de la prepipeta y se sigue el siguiente proceso: apretamos la pera y la válvula A para extraer parte del aire de su interior; introducimos el extremo inferior de la pipeta en el líquido a pipetear y se presiona de la válvula S entrando entonces el líquido en su interior. Cuando el nivel es el deseado, se deja de presionar la válvula S. Posteriormente se extrae la pipeta del líquido y se presiona de la válvula A hasta que desaparezca el vacío de aire que hay dentro de la pera y finalmente se lleva la pipeta hasta el recipiente donde se desee verter el líquido y presionando de la válvula E, empieza a descender.

 

Volver a la relación de material de laboratorio