Redacción de informes
de experiencias de Laboratorio

            La finalidad que se persigue con la realización de experiencias de laboratorio es doble:

  • Iniciar el adiestramiento del alumno en las operaciones que se realizan más frecuentemente en un laboratorio de Química.

  • Intentar relacionar las enseñanzas teóricas vistas en el aula con experiencias que permiten verificarlas.

            Desde los primeros días de trabajo en el laboratorio el alumno debe acostumbrarse a ser ordenado y atento, pues la falta de estas cualidades, con frecuencia, puede llevar a errores en los resultados experimentales, así como provocar accidentes. Es fundamental crear un ambiente de orden y disciplina para obtener seguridad.

            Durante la realización de la práctica se debe anotar todas las observaciones en un cuaderno especial o diario de laboratorio para que no se nos olvide ningún detalle que posteriormente puede ser importante.

             De toda experiencia de Laboratorio se realizará un informe, siguiendo el método científico, que debe constar de los siguientes apartados:

  1. Título de la práctica: Debe ser una frase corta, que refleje no lo que se ha hecho en el laboratorio sino una conclusión de la experiencia realizada.

  2. Introducción teórica: Antes de realizar el experimento, debemos revisar toda la parte teórica relacionada con el mismo. En esta parte del informe hay que redactar las leyes y teorías que vamos a utilizar o que debemos tener presentes.

  3. Objetivo de la experiencia: Debemos escribir con claridad y precisión cuál o cuáles son los objetivos que pretendemos conseguir con la realización del experimento.

  4. Planteamiento de hipótesis: En el método científico, antes de realizar el experimento, nos aconsejan que nos planteemos hipótesis, es decir, suposiciones (verosímiles y que vayamos a contrastar experimentalmente) de lo que puede salir o las conclusiones a las que podamos llegar con el experimento que vamos a realizar. Dichas hipótesis que te has planteado, también deben constar en el informe.

  5. Dibujo del dispositivo experimental utilizado: Hay que ser observador a la hora de realizar la experiencia, y anotar en el cuaderno de laboratorio cualquier material que vayamos a utilizar y los productos químicos. Posteriormente en el informe, dibujaremos el material utilizado en la disposición en la que se encuentran para realizar la experiencia, poniendo el nombre a cada uno de ellos y la precisión si fuera el caso. Posteriormente haremos un listado de los productos químicos que también hayamos utilizado.

  6. Explicación del proceso seguido para tomar datos: Hay que redactar, con mucho cuidado, todo lo que sucedió en el laboratorio cuando se realizó la experiencia: cómo se ha dispuesto el material y porqué, cómo se han tomado los datos, ... . Una idea que suele funcionar bastante bien es que una vez redactado este apartado se lo demos a leer a una persona que no haya estado en el laboratorio. Con este informe, debería enterarse de todo lo que hemos estado haciendo allí con todo lujo de detalles.

  7. Presentación de los datos (tablas, gráficas): Los datos que hayamos tomado en el laboratorio debemos plasmarlos de forma estructurada para que sean más fácilmente inteligibles. Esto se suele hacer con la ayuda de tablas o gráficas (recuerda que las gráficas deben hacerse siempre en papel milimetrado y colocando las unidades de las magnitudes que estamos representando en los dos ejes).

  8. Cálculos realizados: Con los datos tomados, en la mayoría de los casos habrá que realizar una serie de cálculos. En este apartado del informe, los realizaremos de forma clara y ordenada, y explicando en cada paso qué es lo que se está haciendo.

  9. Expresión del resultado: En este apartado sólo plasmaremos el resultado obtenido, y si la experiencia lo permite, con el cálculo del error cometido. Por supuesto que no hace falta indicar que dicho resultado debe llevar la unidad correspondiente.

  10. Conclusiones y propuestas de mejora: Este es como el saco roto del informe, aquí cabe todo, por ejemplo, un comentario del resultado obtenido (si es lógico o no), una verificación de si se han cumplido las hipótesis planteadas, si se han conseguido los objetivos, si se ha cometido algún error en el proceso de medida realizado, etc. También cabe la posibilidad de: plantearse preguntas de qué hubiese ocurrido si ..., cómo se hubiese podido hacer la experiencia mejor y muchas otras cosas que seguro que se te ocurren. Deberías finalizar con una impresión personal de lo que te ha parecido la experiencia realizada.